SEMANA SANTA DE ALEDO

 

 

Aledo, a pesar de ser un pueblo pequeño, posee una Semana Santa de gran arraigo y participación. Cuatro son las Hermandades existentes en el municipio, "Los Armaos", Nuestro Padre Jesus, Hermandad de Jesús y Hermandad de San Juan Evangelista y La Hermandad de La Virgen de los Dolores.

 

La historia de las hermandades de Aledo, tiene su origen siglos atrás, y durante siglos los habitantes del municipio han mantenido y cultivado esta devoción y cariño por la Semana Santa Aledana, muestra clara es que hoy en día es un alto porcentaje de vecinos los que participan en los distintos actos que se celebran durante estos días en Aledo.

 

PRESENTACION DEL CARTEL DE SEMANA SANTA Y DEL PREGONERO.

 

            El punto de partida de la Semana Santa de Aledo, suele dar comienzo con la presentación del Cartel de Semana Santa y el Pregonero de la misma. El cartel de la Semana Santa Aledana, corre a cargo de las distintas Hermandades, incluyendo al Cabildo, de forma rotatoria cada año. La Hermandad encargada de presentar el cartel cada año, suele preparar un acto en el Centro Cultural, donde se presenta el Cartel de la Semana Santa y el Cartel de "La Agonía".

 

            Cada año, el Cabildo de Semana Santa elige un Pregonero, el cual es el encargado de dar su discurso personal de su forma de ver la Semana Santa, contando sus vivencias y su sentimiento sobre la Semana Santa. El encargado de llevar a cabo este pregón, suelen ser personas del municipio o estrechamente ligados al municipio, y conocedoras de la Semana Santa Aledana.

SEMANA SANTA EN ALEDO

VIA CRUCIS.-

 

Con la llegada del tiempo de Cuaresma, cada viernes se celebra el Vía Crucis por las Calles del Municipio. Los vecinos de Aledo, suelen llamar comunmente a este acto religioso "Los Pasos". Cada una de las Hermandades de Semana Santa de la villa de Aledo, es la encargada de organizar junto a al párroco las distintas celebraciones del Vía Crucis, siendo por tanto cada semana una hermandad la protagonista de este evento.

 

VIERNES DE DOLORES.-

 

El viernes de Dolores, tras la celebración del Vía Crucis, tiene lugar la Novena a la Virgen de los Dolores y el tradicional canto de "Los siete Dolores". Este canto, son siete piezas antiquisimas, de una belleza extraordinaria y una riqueza musical excepcional, interpretada por un coro de voces masculinas, que desde el coro de la iglesia intepretan frenta a la Virgen de los Dolores, imagen del iluestre escultor D. Francisco Salzillo.

 

DOMINGO DE RAMOS.-

 

El Domingo de Ramos, dan comienzo las procesiones de la "Semana de Pasión, de la Semana Santa Aledana. En la plaza de la Diputación a las once y media de la mañana, tiene lugar la bendición de las palmas. Alli los fieles, portando palmas y ramas de olivo, conmemoran la entrada de Jesucristo en Jerusalen. La banda de música de Aledo, acompaña a los participantes que procesionan hasta la iglesía donde a su llegada, tiene lugar la Santa Eucaristía.

 

MIERCOLES SANTO.-

 

Dan comienzo las procesiones con imagenes en las calles de Aledo. El miércoles Santo, se celebra la procesion del Silencio, siendo este el punto de partida en el municipio para la procesión de imagenes religiosas por las calles de Aledo.

 

Jesucristo crucificado, es la imagen que preside esta procesion de Aledo. Sobre las diez de la noche, sale la primera imagen a la calle para dar comienzo a las distintas procesiones que se celebran en Aledo. Sobre un trono de madera, el cual llevan en hombros distintos componentes de las cuatro hermandades de Aledo, desfila sobre las estrechas calles de Aledo esta imagen, al abrigo de un silencio sepulcral, tan solo roto por el lúgubre sonido de un tambor.

 

JUEVES SANTO.-

 

Comienzan las intervenciones de las distintas Hermandades. Antes de mediodía, las hermandades con las bandas de cornetas correspondientes, acompañan sus tronos y estandartes hasta la iglesía de Santa María la Real, donde colocan sobre los tronos ya adornados las imagenes que procesionan ese día.

 

A media tarde se celebran los Santos Oficios en el interior de la iglesia, pero antes de esto, "Los Armaos" con sus marchas de cornetas y tambores, desfilan desde su sede hasta la plaza de la iglesia. Al llegar a la plaza de la iglesia, la banda de música toca la marcha de "El Caracol". Esta marcha es la encargada de marcar el ritmo de los "Armaos", que en fila, desfilan a lo largo de y ancho de la plaza, realizando con el recorrido de esa fila la formas helicoidales, de ahi el nombre de "El Caracol". Resulta apasionante como a ritmo marcial, los componentes de "Los Armaos", se abren paso entre la gente, con sus atuendos y el colorido de sus plumeros que se recortan sobre el sol de la tarde.

 

Terminados los oficios, Los "Armaos" de nuevo desfilan junto a su banda y la Banda de Música de Aledo, hasta la calle El Sol donde tradicionalmente se encuentra la sede de esta Hermandad, alli vuelven a realizar otra vez "El Caracol".

 

Sobre las diez de la noche, da comienzo la procesión de Jueves Santo. En esta procesión, al igual que en todas las que tienen lugar estos dias, participan las cuatro hermandades que tiene el municipio. Los Armaos, abren la procesión, abriendo paso a Nuestro Padre Jesus, el cual va representando lás últimas horas de Jesucristo antes de ser crucificado. Continua la procesión con la salida a la calle de San Juan Evangelista y seguido de la Virgen de los Dolores, la cual cierra la procesión de Jueves Santo.

 

Durante toda la noche, la iglesia permanece abierta, donde "Los Armaos" custodian la imagen de Jesucristo y donde los fieles permanecen orando en silencio en la noche de pasión, la noche de Jueves Santo.

 

LA NOCHE DE LA PASION.-

 

Si Aledo es un pueblo de costumbres, es gracias al tesón y dedicación que sus vecinos han puesto en mantener las costumbres de este medieval municipio. Una de esas tradiciones que se conservan desde tiempo inmemorial, es la "Noche de la Pasión". Esa noche, despues de terminar la procesión, músicos de Aledo, recorren las esquinas de un Aledo en silencio que dormita tras el intenso día, y en los acuciados rincones de este bello pueblo, rompe el silencio las notas de los instrumentos que mayores y jovenes, distribuidos en varios grupos, interpretan en las esquinas, en portales, bajo balcones, convirtiendo este pueblo en un santuario de pasión, y en un santuario de costumbres cuidadas en el tiempo. Por la similitud de lo lúgubre de esta pieza que se repite una y otra vez por los rincones durante toda la noche, es muy probable que esta pieza y este acto tenga relación con los Auroros, tan tradicionales sobre todo en la huerta de Murcia, aunque se desconoce a ciencia cierta el origen de esta bella tradición.

 

VIERNES SANTO.-

 

Amance Viernes Santo, y con las primeras luces del día, aun suenan las últimas notas de la Noche de la Pasión en las estrechas calles de la villa. Viernes Santo, es el día más itenso de la Semana Santa Aledana, no solo porque hay procesiones durante la mañana y la tarde, sino porque es en Viernes Santo, cuando se representa el Auto Sacramental de la Agonía. La Agonía por su singularidad, belleza y pasión merece un apartado independiete donde explicar con detalle este acto (Vease apartado de la Agonía)

 

El viernes Santo por la mañana, todas las Hermandades Aledanas, desfilan de nuevo por las calles de Aledo, siendo esta procesión algo más extensa en longitud y por tanto en tiempo, que las que se celebran la noche de Jueves Santo y la propina noche del Viernes Santo.

 

Ya por la noche, una vez celebrado el Auto Sacramental de La Agonía, el Santo Sepulcro procesiona, tras la estela de "Los Armaos" que se sienten victoriosos por haber acabado con la vida de Jesucristo, seguido de San Juan y cerrando la procesión la Dolorosa, que vestida de "Soledad", completa la procesión del Santo Entierro.

 

 

 

DOMINGO DE RESURRECCION.-

 

LLega el último día de la Semana Santa con el Domingo de Resurrección, la imagen de Jesucristo Resucitado, de San Juan Evangelista vestido de manto verde y la Dolorosa que espera el "Encuentro con el Resucitado" procesionan desde la iglesía hasta la Plaza de la Diputación, donde se encuentran las tres imagenes, recordando la resurreción de Jesus y el encuentro con Cristo ya resucitado de María, su madre, y Juan su amigo y "hermano".